Viajar y dormir sin riesgos durante el brote de la viruela del mono

Viajar y dormir sin riesgos durante el brote de la viruela del mono

Por si la pandemia de coronavirus no fuera suficiente, la viruela del mono anda dando vueltas y ha sido declarada emergencia sanitaria mundial por la Organización Mundial de la Salud. Afortunadamente, este virus es menos contagioso y existen maneras claras y fáciles de protegerse, así como formas de prevenir su contagio. Es importante tener en cuenta que, a diferencia de los brotes anteriores de la viruela del mono, éste se propaga principalmente por el contacto directo de persona a persona, y también a través del contacto con prendas personales, ropa de cama, almohadas de viaje y otros objetos. Si quieres protegerte mejor, sigue las recomendaciones de este artículo.

El brote de la viruela del mono

La viruela del mono es una enfermedad vírica infecciosa que puede afectar a los seres humanos y a algunos animales. Los síntomas incluyen fiebre, dolor muscular y una erupción que forma incómodas y dolorosas ampollas. La duración de los síntomas suele ser de dos a cuatro semanas y puede haber síntomas leves e incluso algunas personas que la contraen sin ningún síntoma. Sin embargo, los casos pueden ser graves, especialmente en personas con sistemas inmunitarios suprimidos, niños o mujeres embarazadas. Hasta la fecha, se han registrado más de 26.000 casos de viruela del mono en todo el mundo.

Cómo es el panorama del virus en Europa

Según la Organización Mundial de la Salud, se han registrado casos de viruela del mono en Europa. Las autoridades han advertido a los ciudadanos y a los viajeros que es necesario tomar medidas urgentes para contener la propagación en Europa y evitar que los casos se extiendan. La buena noticia es que sólo el 10% de los pacientes en Europa fueron hospitalizados para recibir tratamiento o aislamiento.

Cómo mantenerse a salvo

Si bien esto está bajo estudio, al parecer se han detectado casos en los que el virus se ha propagado a través de la ropa de cama, así que ¿cómo puedes prevenirte? No basta con cambiar y lavar las almohadas y las sábanas. Es crucial mantener los artículos con los que entramos en contacto lo más limpios posible o que sean nuevos. Una excelente opción es cambiar a nuestras sábanas y almohadas BSensible NaturZinc, cuyas propiedades inhiben el crecimiento bacteriano de forma natural y permanente. También ofrecen una excelente tolerancia dermatológica. Para los que viajan, es mejor evitar tocar superficies y utilizar almohadas o mantas del avión. Asegúrate de lavarte las manos con seguridad, aplicar desinfectante, y llevar tu propia almohada de viaje. Te aconsejamos nuestra almohada Traveller que es viscoelástica, antibacteriana, antialérgica, y cuyo tejido de fibras naturales es beneficioso para tu piel.

Aunque no hay estudios científicos (por el momento) que confirmen plenamente la eficacia de los tejidos infundidos con Óxido de Zinc en la prevención del contagio de la viruela del mono, el mero hecho de llevar contigo una sábana limpia a la hora de viajar o de llevar una almohada de viaje propia reduce drásticamente las posibilidades de estar expuesto a tejidos tocados por alguien que pueda ser contagioso. Además, las sábanas que contienen Óxido de Zinc, tienen propiedades antimicrobianas que reducen la propagación de la mayoría de los virus y bacterias, aumentando la seguridad en los hogares, habitaciones de huéspedes, Airbnb, hoteles, dormitorios y entornos similares.

La evolución del virus de la viruela del mono es notablemente rápida, por lo que se aconseja mantenerse alerta, ya que los nuevos contagios se han triplicado desde junio, con 4.500 casos confirmados en 31 países europeos. La mejor manera de mantenerse a salvo es mediante la prevención y la preparación.

Noticias relacionadas

Últimas entradas

magnifiercross