Noticias

Dormir bien es importante, sin embargo muchas personas no logran una calidad de descanso que les permita despertar sintiéndose renovadas. Si quieres asegurarte unas buenas horas de sueño, deberías tener en cuenta estos 3 consejos.

Considera mejorar la calidad de tus sábanas

La ropa de cama en la que duermes puede tener un impacto más grande del que crees en la calidad de tu descanso nocturno, por lo que no es conveniente que elijas cualquier sábana. Si tu piel es sensible, por ejemplo, la ropa de cama hipoalergénica puede ayudar a reducir la incomodidad y permitirte una noche de sueño sin irritación. Las sábanas hipoalergénicas también son excelentes para quienes no tienen piel sensible, ya que tienen muchas propiedades antibacterianas que contribuyen a reducir malos olores. Ya sea que tus sábanas sean o no hipoalergénicas, lo ideal es lavarlas cada 10 días, ya que dormir en sábanas limpias mejora el descanso. De hecho, aproximadamente tres cuartos de la población admiten que el olor de las sábanas recién lavadas les ayuda a dormir mejor.

Crea una rutina

Tal vez creas que solo los niños necesitan tener un horario establecido para dormir, pero de hecho ese tipo de rutina puede contribuir a que los adultos mantengan un esquema de sueño saludable. Ir a la cama a la misma hora cada noche puede ayudar a tu cuerpo a entrar en una rutina que te facilitará conciliar el sueño y sostenerlo durante la noche. Recuerda que debes mantener esta rutina incluso en tus días libres, ya que de otro modo podrías alterar tu reloj interno y deberías empezar el proceso de adaptarte a la rutina nuevamente.

Filtra la luz azul

La luz es estupenda para mantenerte despierto, y la exposición a ella por la mañana puede ayudarte a salir de la cama más fácilmente. Sin embargo, si intentas dormirte, la luz no es tu aliada ya que puede causar problemas para conciliar el sueño. La luz azul, del tipo que producen los móviles y los ordenadores puede dificultar bastante el sueño ya que reduce la producción de melatonina y te mantiene despierto durante más tiempo. Lo ideal es que apagues el televisor y las luces brillantes al menos dos horas antes de irte a la cama. Si debes utilizar tu móvil u ordenador durante este período sería conveniente que utilizaras lentes para luz azul o alguna aplicación en tus dispositivos para bloquearla.

Una buena noche de descanso es importante por muchos motivos, no solo para sentirte renovado por la mañana. Si llevas un tiempo sin descansar bien, considera poner en práctica estos consejos para recuperar el control de tu esquema de sueño y despertarte listo para enfrentar el día sin sentir que no has podido pegar ojo en toda la noche.