Noticias

La calidad del sueño es uno de los principales problemas a los que se enfrentan los deportistas cuando intentan mejorar su rendimiento. Por lo general, dormir mejor está relacionado con un ejercicio de mejor calidad. Pero, ¿por qué ocurre esto? Veamos el motivo.

¿Por qué los deportistas no intentan mejorar su descanso como primera opción para mejorar el rendimiento?

Todos los deportistas desean mejorar su rendimiento. Tanto si eres un profesional como un novato que comienza a practicar un deporte, seguramente aspiras a mejorar y ganar. Lamentablemente, no siempre es tan sencillo. Existen muchos factores que pueden afectar tu rendimiento, y siempre es importante consultar con un médico si te preocupa tener algún problema físico. En la mayoría de los casos, los deportistas atribuyen sus problemas de rendimiento a problemas físicos (lesiones, fuerza, etc) antes de considerar que la falta de sueño podría ser la causa.

Dormir mejor puede mejorar el rendimiento deportivo

Existen muchas razones por las que dormir mejor puede afectar positivamente el rendimiento deportivo. Para empezar, la función del sueño es ayudar a que tu cerebro y tu corazón logren su merecido descanso. Mientras estamos despiertos, nos movemos y reaccionamos constantemente, por lo que nuestro corazón trabaja más duro para que podamos hacerlo. Al dormir, tu cuerpo descansa y se recupera de las exigencias del día. Es difícil recuperarse de una lesión o de una enfermedad sin dormir bien. Además, las citoquinas, hormonas que deben ayudar a combatir infecciones, también se liberan durante el sueño. Esto puede reducir el período de recuperación.

Desde luego, tu rendimiento no solo se ve afectado por tu cuerpo. La salud mental también influye. El sueño es importante a nivel cognitivo, ya que permite que el cerebro se relaje y se recargue. Dormir mal hace que sea más difícil concentrarse en los entrenamientos y la competición.

Mejorar el sueño

En gran medida, la calidad de tu sueño depende del ambiente en el que duermes. Si no estás cómodo deberías considerar comprar ropa de cama que te permita dormir mejor. Por ejemplo, aproximadamente tres cuartos de las personas dicen sentirse mejor después de dormir en sábanas recién lavadas. Asegúrate de que el ambiente en el que duermes sea óptimo para el descanso. Además, asegúrate de practicar una rutina antes de ir a la cama que te prepare para una buena noche de sueño. Esta rutina puede incluir actividades como apagar tu móvil, leer o meditar antes de ir a la cama.

Si estás intentando mejorar tu rendimiento deportivo, es conveniente que comiences por evaluar la calidad de tu descanso. Es probable que dormir bien mejore tu rendimiento en general.