Noticias

Muchas personas consideran que su cama es un refugio seguro, pero eso es porque no son conscientes de las bacterias y sustancias químicas potencialmente dañinas que se encuentran en sus colchones. Los estudios han demostrado que los colchones liberan cantidades mínimas de sustancias químicas gaseosas denominadas compuestos orgánicos volátiles (COV). Los efectos sobre la salud asociados a los COV van desde irritación de la nariz y la garganta hasta dolores de cabeza y daños en los órganos, por mencionar algunos, según la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos. Pero no hay por qué alarmarse, ya que existen formas muy sencillas de evitar los COV y las bacterias nocivas, como por ejemplo, utilizar protectores de colchón o almohada.

Compuestos orgánicos volátiles

Los COV proceden principalmente del poliuretano utilizado en los colchones, pero también de otras sustancias químicas utilizadas en retardantes de llama y plásticos. Se ha demostrado científicamente que el calor del cuerpo, la humedad y el dióxido de carbono provocados por el ser humano aumentan las emisiones de COV del colchón. Los bebés, en particular, pasan mucho tiempo en su cuna, en contacto con colchones de espuma que producen estos gases, por lo que son muy vulnerables a posibles efectos tóxicos. Entonces, ¿cuál es la mejor manera de proteger a una familia contra esto? Utilizando los protectores de colchón y almohada impermeables de BSensible.

Protector de colchón acolchado impermeable COSMETIC

Esta nueva generación de protectores acolchados se adapta perfectamente al colchón consiguiendo un confort extra. Al ser impermeable y transpirable, no sólo protege el colchón, sino que también cuida la piel y la salud. Sus propiedades antibacterianas permanentes actúan como barrera protectora contra los ácaros del polvo, las bacterias y los hongos. Para una mayor protección, se puede combinar la ropa de cama con nuestras sábanas bajeras y fundas de almohada impermeables NaturZinc, todas son naturales y libres de sustancias nocivas.

Cuida la Salud

La cama debe ser un espacio para descansar y olvidarse de las preocupaciones. Pero es importante tener en cuenta que las bacterias y los residuos se acumulan con el paso de los años, tanto en el colchón como en las almohadas. Cuando estamos en la cama, los humanos desprendemos tejidos y todos esos restos celulares se acumulan entre las sábanas y la sábana que cubre el colchón. Eso sirve de alimento a los ácaros del polvo. Por esta razón, nadie debería dormir sin un protector de colchón impermeable y transpirable. En BSensible se fabrican con un tejido de origen natural suave al tacto.

Como su nombre indica, un protector de colchón o de almohada protege no sólo la cama, sino a las personas que duermen en ella, contra los COV y las bacterias que pueden causar problemas de salud. Además, el uso de un protector de colchón puede alargar la vida útil de un colchón hasta cinco o diez años. Conseguir un sueño reparador y sin daños es posible.