Noticias

La llegada de un recién nacido representa uno de los mejores momentos de la vida, como mucho padres dirán. Es maravilloso conocer finalmente a tu recién nacido y ver su carita después de meses de esperarlo. Sin embargo, si se trata de tu primer hijo, probablemente tengas mucho que aprender sobre el cuidado de un recién nacido. Pero no te preocupes. A continuación te damos información útil sobre cómo cuidar a tu bebé.

Comprar para un recién nacido

Comprar para un recién nacido es un gran modo de pasar el tiempo mientras esperas que lleguen al mundo. Incluso luego de que nacen, te darás cuenta de que aún necesitas comprar algunas cosas para hacer más fácil la vida del bebé.

Por ejemplo, nunca están de más las sábanas bajeras impermeables.

Las sábanas bajeras impermeables (como las que ofrecemos) son suaves y coloridas. También son transpirables, silenciosas y no causan calor. Además, las fibras contienen zinc, que tiene propiedades antibacterianas. Definitivamente, necesitas este producto para tu recién nacido. La buena noticia es que, mientras compras una para tu bebé puedes escoger una sábana bajera impermeable para ti también.

Alimentar a un recién nacido

Para empezar, tu bebé necesita agarrarse firmemente para recibir toda la leche que necesita. La mejor posición para acomodar a un recién nacido antes de alimentarlo es de costado, de modo tal que tu barriga y la del bebé estén en contacto. Coloca el pezón suavemente en la boca del bebé y asegúrate de que se agarre firmemente. Recuerda beber bastantes líquidos a lo largo del día para tener suficiente leche.

Bañar a un recién nacido

Dado que los recién nacidos no salen a jugar, no es difícil mantenerlos limpios. Por lo general, con dos o tres baños en agua tibia se mantienen limpios. El primer paso para darle a tu bebé un buen baño es asegurarte de que el agua esté tibia, no caliente. Luego de alcanzar la temperatura perfecta, llena la tina con agua (no más de 5 a 7, 5 cm.).

Cambiar el pañal del recién nacido

Los recién nacidos son propensos a presentar erupciones por el uso de pañales debido a su piel sensible. Por este motivo, debes cambiar el pañal con frecuencia para evitar la humedad excesiva.

Hay mucho que aprender sobre el cuidado de los recién nacidos, y todo es maravilloso. El mejor consejo es asegurarte de que tu bebé esté siempre cómodo y seco. Es por eso que recomendamos que tengas nuestras sábanas bajeras impermeables de primera calidad, que mantienen la cuna de tu bebé seca y cómoda.