Noticias

Cada vez más personas eligen los colchones orgánicos. Un colchón nuevo es una gran inversión, por lo cual es necesario hacer todo lo posible para protegerlo. En promedio su vida útil es de 6 a 8 años, pero este número puede variar dependiendo de los cuidados que reciba. A continuación explicamos cómo se puede proteger un colchón orgánico para mantenerlo en perfecto estado.

Brindar el soporte correcto

No todos los colchones son iguales, especialmente cuando se trata del tipo apoyo que necesitan. Para mantener el colchón en buen estado, es necesario hallar el soporte que mejor se adapte . Para saber cuáles son las condiciones ideales es conveniente revisar las recomendaciones en la etiqueta del colchón o las instrucciones en la póliza de garantía. Una vez hecho esto, encontrar la base o el somier adecuados no debería ser difícil.

Utilizar siempre un protector de colchón

La mejor recomendación para garantizar que un colchón ecológico dure lo máximo posible es utilizar un protector de colchón desde el primer momento. Un protector de colchón de buena calidad, lo ideal es buscar un protector de colchón hipoalergénico, ya que mantendrá la integridad del colchón por ser impermeable y ecológico. Otra característica importante de un buen protector es que también protege al usuario de las chinches y los alérgenos, lo que permite un mejor.

Manipular con cuidado

En caso de mudanzas o reorganización, es necesario tener especial cuidado con el colchón ya que puede desgarrarse, romperse o quedar expuesto a plagas durante el proceso. Al trasladar el colchón, es necesario asegurarse de que esté bien envuelto y sea manipulado con cuidado. Para reorganizar un dormitorio, lo ideal es disponer de mucho espacio para trasladarlo a su nuevo lugar y proceder con precaución.