Noticias

Seguir las recomendaciones médicas en cuanto al descanso puede ser difícil. Si bien las indicaciones de los expertos varían según la edad de cada persona y su estado de salud, normalmente la recomendación es dormir entre 7 y 8 horas por noche. ¿Cuántas personas pueden seguir este consejo realmente? ¿Se puede hacer algo para mejorar la calidad del sueño?

¿Qué hace que una rutina de sueño sea mala?

Existen muchos factores que pueden afectar tu rutina de sueño. De hecho, un estudio realizado con 54.722 personas mayores de 50 años de 16 países de Europa reveló que es común que tengan problemas relacionados con el sueño. Algunos factores que pueden impactar en la calidad del sueño incluyen: el estrés, la calidad del colchón y de las sábanas o la exposición prolongada a las pantallas. Si estos factores no están controlados, es posible que comiences a tener problemas de sueño

¿Cómo impacta en tu salud dormir bien?

Si no descansamos bien, puede ser difícil recargar la energía del cuerpo y recuperarnos plenamente. Al mismo tiempo, el sueño es muy importante para la salud cardiovascular porque el corazón puede descansar, ya que experimenta menos reactividad mientras dormimos. Además, el sueño permite regular la respiración y también permite que tu corazón y tus vasos sanguíneos se restauren. Por estas razones, la falta de sueño de calidad está asociada con un incremento del riesgo de diabetes, enfermedad renal, infarto, presión alta y enfermedad cardiovascular.

La salud mental también se ve afectada por la calidad del sueño. Si sientes somnolencia o cansancio físico, tu habilidad para pensar con claridad se ve afectada. Además, quienes no duermen bien por lo general dicen sentirse más irritables. Los problemas en la salud mental pueden afectar la habilidad para trabajar, socializar e incluso ejercitarse.

Cómo mejorar el sueño

Si bien cada persona puede tener problemas de sueño específicos, existen algunas indicaciones que puedes seguir para asegurarte de tener un buen descanso. Las condiciones en las que duermes podrían ser la causa de tu insomnio tanto como de tus problemas de salud. Por ejemplo, si tus sábanas te irritan la piel, es conveniente que las cambies por sábanas hipoalergénicas para poder descansar mejor. De igual modo, el colchón puede causarte dolor de espalda sin que te des cuenta. Tal vez sea momento de reemplazarlo por uno que se adapte a tus necesidades.

En cualquier caso, hablar con tu doctor siempre es una buena opción. Seguramente tenga muy buenas sugerencias.